5 aspectos a considerar antes de abrir más establecimientos

El hecho de abrir más establecimientos no siempre significa mayores beneficios para tu empresa, recuerda que tendrás que destinar tus energías, tiempo y dinero en la apertura de cada centro y posteriormente su gestión.

A continuación te presentamos 5 puntos a considerar antes de abrir nuevos establecimiento

1. Es tu negocio replicable en esta nueva ubicación?

Si tu negocio a demostrado tener éxito en la primera ubicación y estas pensando en expandir tu red, primero identifica todos aquellos aspectos NO replicables en la nueva ubicación que han contribuido en el éxito de tu primer establecimiento. Por ejemplo: la cantidad de horas trabajadas incialmente, favores de amigos, precio del alquiler, etc.

2. Por qué realmente deseas expandirte.

Está claro que siempre queremos más, queremos hacer crecer nuestra empresa y generar mayores ingresos. Solo ten presente que al expandir tu red asumirás nuevas responsabilidades muy distintas a las que haces actualmente como dueño de un pequeño negocio. No es lo mismo ser el dueño/cocinero/fundador de una prestigiosa pizzería a gestionar una cadena de pizzerias. Una vez comienzas a expandir tu red harás funciones mas administrativas y gerenciales que operativas.

Es posible que una vez los nuevos establecimientos comiencen a tener éxito y sistematices los procesos podrás delegar tareas, pero al momento de abrir tu primer establecimiento franquiciado deberás estar de acuerdo en asumir un rol completamente diferente

3. No subestimes el poder de tu toque secreto.

Los dueños de pequeños negocios a menudo creen tanto en su marca que no ven cuánto influye su precencia en el día a día de su negocio. Cuando intentas duplicar tu negocio, ya sea una franquicia o una tienda pequeña, debes intentar sistematizar e incluso documentar los valores por los cuales ser regirá la empresa.

No esperes que las personas que contrates piensen igual que tu, hagan los mismos razonamientos ante problemas, ni traten al cliente exactamente como tu lo haces. Con esto no quiero decir que lo harán peor, simplemente no será igual y esto afectará la experiencia del cliente.

4. ¿Tienes plena confianza en tu primer negocio?

Antes de siquiera considerar abrir un segundo negocio, debes reflexionar sobre los procesos existentes. ¿Qué tan sólidos son? ¿Si los documentamos y se lo explicamos a un extraño, esta persona podría gestinoar tu negocio con la misma calidad de servicio ?

Haz una prueba simple: Toma unas vacaciones por al menos 30 días en otro país y desconectate completate de tu negocio (sin emails, ni llamadas), permítele a tu encargado tomar cualquier desición por si solo (siempre y cuando la posible “perdida” represente menos de €1000). ¿Piensas que se derrumbaría el negocio? Si sabes en tu instinto que todo se derrumbará en menos e una semana, tus procesos necesitarán mucho más trabajo antes de que comiences a abrir las puertas de una nueva ubicación.

Los procesos y protocolos operativos deben ser tan fluidos y sencillos que los empleados sepan exactamente qué hacer y todo se ejecute relativamente bien sin tu presencia inmediata. Si ese no es el caso, te puedo asegurar que una segunda ubicación puede afectar negativamente tu actual negocio ya que tu atención estará dividad.

5. En algún momento debes dejar de pensar y apretar el gatillo.

El momento prefecto nunca llega, siempre habrá algo que se pueda mejorar. Evalúa con total honestidad los puntos anterioes y corrige todo aquello que este a tu alcance. No se trata de que todo funcione a la perfección, sino de estar concientes de las debilidades y fortalezas de nuestra empresa e ir corrigiendo día a día.

En ocasiones, el pensamiento excesivo y sobreanálisis puede llevarnos al estancamiento y corremos el riesgo de esperar hasta el punto que perdemos la oportunidad.

En el siguiente artículo te mostramos cómo saber si ha llegado el momento de franquiciar tu negocio.